The Aetherius Society

Otros Reinos

reinos del sólEntre las vidas de una persona, aquel individuo habita en otros reinos. Se ha escrito sobre estos reinos durante varios siglos – el cielo y el infierno de los Cristianos y los Lokas de los Buddhistas. Más recientemente se ha desarrollado un popular campo de estudio llamado “experiencias cercanas a la muerte”. Personas que han tenido este tipo de experiencias reportan haberse encontrado en otro mundo con amigos y parientes fallecidos antes de volver sus cuerpos físicos. Cuando su consciencia se traslada brevemente a su cuerpo sutil, pueden ver a otras personas en sus cuerpos sutiles viviendo en los planos sutiles de la Tierra.

Después de la expiración del cuerpo físico, la consciencia habita en un cuerpo más sutil, el cual es parte del aura de uno mientras vive todavía en un cuerpo físico en el reino físico. El cuerpo sutil es aún físico, pero de una vibración más alta que la del cuerpo físico. Una vez que muera el cuerpo físico, la consciencia permanece solamente en el cuerpo sutil. En este momento el individuo empieza a vivir en los otros reinos, o planos de existencia de la Tierra, e interactuará con otros en aquellos planos. Es posible que ciertas personas muy sensitivas en el plano físico, que sean lo suficientemente clarividente, lo puedan contactar. Sin embargo, la conexión al plano físico es en gran parte cortada por varios años. Durante este tiempo el individuo continúa a aprender y crecer. La personalidad se retiene. Aquel recordará la vida en el plano físico y reconocerá amigos y parientes de su vida física que encuentra en los otros planos. Las lecciones de aquella persona son diferentes en los otros planos, pero siempre se forman de acuerdo con su patrón Kármico.

Existen varios reinos, o planos, en la Tierra. Algunos de estos reinos son similares al reino físico, otros son oscuros y ásperos, conocidos como los reinos inferiores o los infiernos, y otros son muy espirituales e inspiradores, conocidos como los reinos superiores o los cielos. El patrón kármico creado por la suma total de los pensamientos y acciones de uno determinará a que reino irá cuando su cuerpo físico fallezca.

Luego, cuando llega el tiempo apropiado y de acuerdo a su karma, el individuo vuelve a nacer en el reino físico con otra vida de experiencias esenciales. Estas experiencias son especialmente preparadas para ayudar a que el individuo aprenda las lecciones necesarias para evolucionar más allá de su existencia en un cuerpo terrestre.