Skip to content
The Aetherius Society

Desarrollo Espiritual

El conocimiento, sólo, es como un mapa—esencial para el viaje, pero nosotros mismos tenemos que tomar los pasos. El avance a través del desarrollo espiritual es movimiento en nuestro viaje de retorno a Dios.

A través de la práctica de ejercicios místicos nosotros realmente estimulamos, activamos y abrimos nuestros centros psíquicos para que la inspiración, la intuición y los aspectos superiores de nuestra mente puedan ser vertidos en nuestros cuerpos áuricos.

Sucesivamente, esto crea una expansión de nuestra consciencia y nos lleva a una iluminación y sabiduría más amplia. Cuando esto sucede, experimentamos aún más una multitud de beneficios, por ejemplo, mejora nuestra concentración, tenemos un mayor sentido de fuerza y paz interior, somos capaces de experimentar una mayor felicidad y alegría interior. Nos volvemos personas más fuertes en todos aspectos de nuestras vidas y las cosas que hoy parecen difíciles mañana serán más fácil.

Empezamos a vivir vidas más inspiradas y nuestro deseo de servir se intensifica, nuestros corazones rebosan amor, y nos sentimos más movidos a ayudar, sanar e inspirar a todos aquellos que nos rodean. Llevando a cabo estas prácticas sagradas, fortalecemos y desarrollamos nuestro campo áurico y magnético para que podamos ser radiadores más poderosos de la maravillosa Luz de Dios que tan desesperadamente es necesitada en estos tiempos.

Pranayama, respiración yoguica.

Pranayama, respiración yóguica.

Hay miles de prácticas disponibles para los “buscadores”. Sin embargo, el tiempo es limitado. Es importante escoger unos cuantos ejercicios potentes y bien probados y practicarlos regularmente con amor y reverencia.

Los Maestros Cósmicos y el Dr. King conocen mejor que nosotros el grave estado del mundo y nuestras futuras pruebas. En vista de esta sabiduría más profunda, nos han dado las prácticas más potentes que pueden ser realizadas por el sincero buscador en estos días cruciales para la Tierra.

En el camino de La Sociedad Aetherius, las prácticas espirituales toman un segundo lugar con respecto al servicio. Si la opción estuviera entre ayudar al mundo por medio de algún tipo de servicio o quedarse en casa para hacer prácticas espirituales, aconsejamos el servicio directo a nuestro mundo. Sin embargo, con suficiente determinación, aún debería quedar tiempo para las prácticas espirituales. Y por su puesto, cuanto más avanzados seamos, más podremos a ayudar a otros. No debería haber ninguna razón por la que no podamos hacer de 15 minutos a dos horas de prácticas de desarrollo espiritual cada día además de nuestras responsabilidades cotidianas. ¿Qué es más importante que su evolución de retorno a Dios y ayudar a otros con su evolución de retorno a Dios?